Puerto de Indias, la ginebra que llegó para quedarse

04/11/2016

Es posible que ya hayáis oído hablar de ella o que en alguna ocasión os haya llamado la atención el color rosa de la copa de alguien que estuviera a vuestro lado. Puerto de Indias se ha convertido en los últimos meses en toda una referencia en el difícil mundo de las ginebras, teniendo que esquivar incluso las mil trabas que se ha encontrado por el camino hasta hacerse un hueco. A día de hoy es ya una bebida obligatoria para cualquier negocio de hostelería, algo que ha llevado a esta empresa a pasar de cuatro a 27 empleados y a alcanzar una facturación que ronda los diez millones de euros.

Una historia, que como muchas otras, surgió de un error. Un fallo en la receta original les llevó a utilizar uno de sus ingredientes en una proporción mayor de lo que debería ser. A partir de ahí nacía esta ginebra con su característico color rosa y su sabor a fresa. Desde ese momento Puerto de Indias comenzó a expandirse por diferentes zonas de Andalucía hasta llegar a convertirse en un auténtico boom en las terrazas de Córdoba y Sevilla. Un éxito que les ha llevado después a conquistar el resto del país y que en este momento les está llevando también a pensar en los mercados internacionales.

"Un fallo en la receta original llevó a la creación de esta singular ginebra"

Así es la historia de Puerto de Indias, una elaboración tradicional y diferente que si no habéis probado aún os recomendamos que lo hagáis. Si además os apetece probarla con nosotros os recordamos que en Vinos y Chacinas está disponible. También os animamos a visitarnos durante el fin de semana para probar nuestras especialidades aunque eso sí, salir bien abrigados de casa porque parece que este sábado llega el invierno.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia. Al navegar o utilizar esta web aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.